Ilusión


Todos vivimos de ilusiones.
Día con día nos ilusionamos. Es inevitable.
Incluso nuestros recuerdos evocan ilusiones.
Nuestros sueños.
Nuestas esperanzas.
Todo, todo se trata de ilusiones.

Pero, ¿qué pasa cuando ésas ilusiones son desechadas por la triste y cruel realidad? ¿Cuando despertamos, y todo es distinto a lo que quisieramos fuera verdad?

Nos volvemos locos. Se nos va la razón, y queremos llorar.

Es triste, pero a veces una actitud fría y realista puede ser la mejor vía para evitar las ilusiones, y ese horroroso despertar. No me gusta, pero así he vivido esta última etapa: sin ilusiones.

Comienzo a extrañar esa vieja sensación, pero a veces creo que es mejor así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s