México y la No-Política: Elba Esther Gordillo (Entrevista)

Hoy, Gustavo Gordillo, postea una transcripción de una entrevista realizada a Elba Esther Gordillo por Carlos Loret de Mola. Tengo mucho qué decir, y muy poco tiempo, sólo quisiera retomar un par de párrafos de la entrevista para ilustrar la magnitud del cáncer -una parte de él- que afecta a México:

(…)
CLM: Maestra, ¿cuánto dinero maneja el sindicato? Pregunta institucional, ¿cuánto dinero tiene el sindicato?

EEG: Lo que las cuotas…

CLM: ¿Cuánto es al año? Usted sí lo sabe, no diga que no…

EEG: No, no necesariamente, le voy a decir algo, y vine al programa lista para ello porque ya sé que usted es muy especial, y especial hay que ser: a ver, dice que la soberanía e independencia del sindicato nada tiene que ver con los recursos; ¿sabe usted que si nosotros decimos “Tenemos tanto de recursos” vamos a tener un problema de debilidad en la autonomía e independencia sindical?

No tenemos derecho a vuelta, si nosotros tuviéramos que ir a hacer un paro, una movilización, tendríamos que recurrir a nuestros recursos, porque…

CLM: O sea, se da…

EEG: No, es que tenemos que ser cuidadosos…

CLM: No, no, pero mi punto de vista, el planteamiento es, si usted dice cuánto tienen, entonces saben de qué tamaño es y lo van midiendo, se reserva la información para mantener el misterio.

EEG: Claro, como todo.

CLM: Pero eso no es transparente…

EEG: Si me pregunta mi edad no se la voy a dar, porque me va a encantar que conforme se vea la imagen, sea; no es real que el sindicato sea un sindicato rico, es un sindicato que se administra bien, esos recursos los invierte en cursos; en este momento tenemos cien compañeros estudiando en California, en este momento, el domingo salieron a la Convención Demócrata a Denver…

CLM: ¿Barack Obama?

EEG: Sí, fueron a ver cómo funciona como un grupo importante de compañeros; tenemos becados estudiando sobre algunas materias, las cuotas sindicales se distribuyen por entidades federativas, por secciones…

CLM: No es un sindicato transparente, a lo mejor por guardarse la ficha política, pero transparente no es.

EEG: Bueno, yo no sé qué quiere que sea… un sindicato que rinda cuentas sí es…

CLM: Si un maestro quiere saber cuánta lana tiene su sindicato, el maestro no lo puede saber porque usted se guarda esa información como estrategia…

EEG: No, no, no, tampoco, si un maestro quiere la información y saber cómo funciona y cómo está el sindicato tiene toda la información, para eso son los congresos. Lo que no puedo es venir a dar información a los medios de comunicación, “Fíjese que tenemos tanto y tanto”, porque sin decirlo nos han asaltado varias veces, nos han destruido el edificio, nos han roto todo nuestro sistema de cómputo, imagínese… (…)

El cinismo es algo que caracteriza a esta sociedad mexicana, empezando por sus líderes, y gobernantes. Como he dicho anteriormente, en México no vivimos, ni hacemos, es más, ni entendemos lo que la política realmente implica, y es. En México, lo único que vemos, vivimos, hacemos, y demás, es una constante lucha de intereses particulares; particularismos que afectan a todos, y que benefician a nadie -en términos generales; claro, habrá quien diga que sí, que beneficia a aquellos que se encuentran en la lucha de intereses, pero, como sociedad, no lo es así; tenemos que ver esto en términos macro-.

Para terminar:

CLM: ¿Y cuánto gana Elba Esther Gordillo?

EEG: No gana como maestra, gana por sus responsabilidades, he sido diputada, he sido senadora y todo, yo gano, como maestra, un sueldo de 18 mil, 20 mil pesos, pero no es lo único que gano.

CLM: ¿Y qué más gana?

EEG: Gano mi compensación como dirigente sindical, he tenido recursos como diputada, como senadora.

CLM: Ahorita, ahorita, ahorita está como dirigente de maestros.

EEG: No, pero no vive usted del ahorita, Carlos, usted vive de lo que ha ahorrado, no tengo vicios, es trabajando en muchas actividades.

CLM: ¿Es una mujer rica?

EEG: No, soy una mujer que tiene una manera de vivir solvente y que aspiraría que todos los maestros y todos los mexicanos viviéramos igual, y que lo vamos a lograr si mejoramos la calidad de la educación también.

Pero, no se me hace justo que todo le queremos cargar a los maestros y no queramos ver la realidad de la crisis de un sistema educativo en la que tiene que ver Gobierno, sociedad, padres de familia, medios de comunicación.

CLM: Y me atrevo a decir que, primero que nada, Gobierno.

EEG: Y medios de comunicación, que a veces nos pasan programas para los niños con escondites donde, en lugar de enseñar valores, todo lo que enseñan es desvalorizar la vida humana.

CLM: ¿Es usted un buen ejemplo para los maestros?

EEG: Yo creo que sí.

CLM: Habla usted de cargos de diputada, delegada en distintos momentos, secretaria general del PRI ¿si se justifica la fortuna? Porque usted vive bien, ustedes tienen casas, tiene lujos.

EEG: Pero le hago una pregunta ¿para que usted sea un buen periodista, tendría que vivir en una oficina, tendría que vivir en la marginación?

CLM: No, no…

EEG: ¿Cuál es su aspiración? que vivan los mexicanos mejor, todos tenemos derecho a vivir bien, lo que no es justo es que la distribución de la riqueza sea tan inequitativa, si me quiere usted decir que si estoy entre los privilegiados de México, entre los ricos ricos, no es cierto.

Vivo bien, a veces, con toda franqueza diría yo, me gusta verme bastante bien, bastante mejor de lo que tengo, y eso no es un delito; ¿me preferiría usted ver como por ahí dicen, “De rabanitos”, vestido de aquí y de allá? Soy maestra.

CLM: Pero gasta mucho, y tiene mucho dinero.

EEG: No Carlos, eso lo dice usted…

CLM: Sí, tiene mucho dinero, tiene…

EEG: No, si usted es mago y lo sabe, dígame cuánto tengo…

CLM: Eso es lo que quiero saber, a eso va mi pregunta…

EEG: Es falso Carlos, mire…

CLM: ¿Cuántas propiedades tiene, maestra?

EEG: A ver Carlos, ¿de qué vine a hablar, de mí, o de la educación? Porque yo creo que…

CLM: No se puede disociar, después de 19 años al frente del sindicato…

EEG: Perdóneme, no, a su auditorio lo que le importa es lo que estamos haciendo en el sindicato, 20 años en los que he cumplido, 20 años en los que he resuelto revueltas, 20 años en los que hemos tratado de garantizar estabilidad, con una coordinadora que se incomoda y se molesta de muchísimas cosas, con salarios que todavía nos está costando trabajo que den dignidad y calidad de vida a los maestros.

Veinte años en los que me la he vivido en los aviones de lugar en lugar tratando de resolver problemas; dígame, ¿por ser dirigente sindical necesariamente tiene que haber un cuestionamiento de esto?

Yo pregunto ¿y algunas otras personas que de improviso, no tienen 20, sino que apenas acaban de surgir, tienen condiciones de otro tipo de vida? Me parece que ya es justo que digamos algo Carlos, y es justo que les digamos algo sinceramente: los maestros y la dirigencia de los maestros tienen un compromiso con el país, más allá de objetivos, queremos elevar la calidad de la educación.

Hoy es probable que no se vea, pero algún día se tendrá que reflexionar con frialdad, con serenidad y gran objetividad el esfuerzo que el sindicato está haciendo; muchas veces no encontramos respuesta de las autoridades, muchas veces los maestros no son escuchados, muchas veces los programas de actualización y superación profesional de los maestros no son de calidad, y sin embargo ahí están en las aulas dando clases.

Me parece, que las cosas van a cambiar, hasta que -como dice un buen profesor de la UAM- se muera toda esa clase “política” -porque así le llaman, de manera equivocada-; hasta que se vayan todos ellos; hasta que este país se olvide de sus rostros, de sus nombres; hasta que ese carcomido grupo de grilleros se vaya del mundo, hasta entonces, las cosas cambiarán. Ojo, aclaro que en ningún momento estoy diciendo que hay que matarlos, y acabar con ellos, no, para nada; eso sería cometer un crímen, y por más justificable que fuese, va en contra de todo sentido ciudadano, y verdaderamente político -que es prácticamente lo mismo; el ciudadano es el verdadero, y único, fundamento de la política-. Existen muchas otras alternativas, para disminuir su influencia, y poder, que no implican, para nada, violencia, ni agresiones.

En fin, falta mucho por hacer, y como dice G.G. es aquél: ESTILO DE HACER POLITICA CONTRA EL DBEREMOS LUCHAR FRONTALMENTE.

Aquí la entrevista completa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s