Cosas que suceden sólo en el mundo de la No-Política…

…y todos fueron felices.

■ Llama a superar el largo conflicto interno y promete que no habrá purga de disidentes
Díaz Cuervo, nuevo dirigente del PSD

■ Todavía no se oficializa la renuncia de la ex candidata Patricia Mercado al instituto político

Alonso Urrutia

El Consejo Político Nacional extraordinario del Partido Socialdemócrata (PSD) eligió ayer a Jorge Carlos Díaz Cuervo como nuevo dirigente nacional, en sustitución de Alberto Begné, quien en días pasados renunció a la organización.

Tras alcanzar un acuerdo político con el grupo de Marina Arvizu –nueva cabeza de la corriente que encabezaba Patricia Mercado, quien anunció su renuncia al partido–, Díaz Cuervo llamó a dejar las disputas internas; ofreció que no habrá purga y planteó que en los comicios de 2009 el partido irá sólo a los comicios.

Con 96 votos en favor, dos abstenciones y uno sólo en contra, Díaz Cuervo consideró que existen condiciones políticas favorables para preservar el registro en los próximos comicios, como mayor militancia y liquidación de adeudos que el partido arrastraba desde 2006. Ofreció además la institucionalización del organismo político.

La anunciada renuncia de la ex candidata presidencial –aún no formalizada ante el partido– y la postura asumida por Begné de concluir “su ciclo” como dirigente, permitieron distender el polarizado ambiente que había prevalecido en los pasados meses en el PSD.

Acuerdo a la media noche

Hacia la media noche de este sábado, ambos grupos, el de Begné, que apoyaba a Díaz Cuervo como sucesor, y el de Arvizu, lograron un acuerdo político para que esta última no se postulara a la presidencia del instituto político.

El acuerdo planteaba “respetar” los espacios del grupo opositor y avanzar en la recomposición de las “prácticas políticas” internas.

En entrevista, Arvizu reconoció que el retiro de Mercado –“todavía no se ha concretado su salida”– y la postura sensata de Begné de hacerse a un lado permitieron lograr el acuerdo.

Con base en ello, Díaz Cuervo –diputado local en el Distrito Federal– basó su discurso de postulación en “darle la vuelta a la página” y lograr la institucionalización del partido, además de consolidarlo. Aseguró que no habrá purga.

En su discurso, Arvizu reconoció los ofrecimientos de Díaz Cuervo, pero mantuvo el escepticismo respecto del cumplimiento de los acuerdos alcanzados, destacando la necesidad de que el partido supere las disputas internas para perfilarse ante los votantes que en 2006 les dieron el registro.

Señaló que el acuerdo alcanzado es para destrabar la vida interna en el corto plazo, y aunque dijo que no será fácil, demandó que se respete el ofrecimiento de asumir la pluralidad interna.

Uno de los aspectos que indirectamente incidió en favorecer el acuerdo, se derivó de las reformas constitucionales que prácticamente anulan la posibilidad de hacer alianza, lo cual había sido uno de los factores que confrontó a ambos grupos.

En entrevista, Begné dijo que determinó cerrar su ciclo como dirigente al concluir el proceso de reformas estatutarias, y reconoció que esto –junto con la salida de Mercado– han sido factores que permitirán reactivar la vida interna del PSD.

Con ello, dijo, el partido podrá pasar de las discusiones internas a la preparación de la agenda legislativa y del proceso electoral.

Por su parte, la diputada Elsa Conde, del grupo de Arvizu, señaló que se alcanzó un acuerdo sobre la base de respetar los espacios de esta corriente que, según planteó, controla al menos ocho dirigencias estatales y mantiene presencia importante en otras entidades.

Señaló que la dirigencia de Begné había registrado un desgaste importante, producto de las disputas internas, por lo cual consideró “sensata y necesaria” su renuncia para allanar así el campo a la recomposición de la vida interna.

————————————————————————————-

Elige el PSD a su nuevo presidente
Fecha: 22 de septiembre del 2008
Reportero: Redacción Once Noticias
Fuente: Once Noticias

Este fin de semana el Partido Socialdemócrata eligió a su nuevo presidente Después de más de tres años de dirigir al Partido Socialdemócrata, Alberto Begné renunció este fin de semana a la presidencia del partido señalando que se retirá para continuar con nuevos proyectos políticos.

“Quiero dedicarme de lleno al trabajo legislativo, a preparar una buena agenda para el año que entra, para hacer trabajo territorial, para irme a trabajar con la gente, para encontrar nuevos liderazgos, postular nuevas candidaturas y ser realmente un vehículo de la sociedad en este momento tan critico del país”, comentó Alberto Begné.

En su lugar, el diputado Jorge Díaz Cuervo fue nombrado como el nuevo líder nacional del partido, al obtener 96 votos a favor, 2 nulos y uno en contra. Con esta votación, el nuevo dirigente tomó protesta frente a 70 consejeros de su partido.

En su primer discurso como líder del Socialdemócrata, Jorge Díaz Cuervo señalo que es necesario trabajar unidos para reposicionar al partido y fortalecerlo al proceso electoral del 2009: “este partido necesita terminar con confrontaciones estériles, y unirse entorno a un objetivo, el objetivo de que la causa de social demócrata sea la causa de más mexicanos y mexicanas. Tenemos que convencer a muchos mexicanos y mexicanas, que el voto útil en el 2009 es el voto del Socialdemócrata”.

Con la renuncia de Alberto Begné, la Asamblea Social Demócrata confiá en superar los problemas internos y conseguir el consenso dentro del partido para buscar nuevamente su registro en el padrón electoral de 2009.

“La salida, su renuncia, le da posibilidades al partido de establecer otro tipo de mecanismos para poder trabajar en una forma más consolidada. Si consideramos que su salida aporta en ese sentido, al partido le da una bocanada de aire fresco y nos permite sentarnos a platicar en una posición constructiva de ambos lados”, indicó Marina Arvizu, diputada del Partido Socialdemócrata.

Durante este cambio de dirigencia, la Asamblea Socialdemócrata decidió cambiar sus estatutos entre los que destaca la eliminación del voto secreto para decisiones de órganos de dirección.

Todo apesta a que lo tenían muy planeado. Expulsan a golpes a la corriente que le daba vida y sentido al partido, “sacrificando” -si se le puede llamar así- al dirigente vigente, Begné, para después limpiar todo, y -como por arte de magia, tal y como se ve en películas de Disney– arreglar las cosas eligiendo a otro de los responsables –“sí, sí, pero no…”-, o sea, Díaz Cuervo.

Y por si faltara poco, ahora se muestra, en la pág del PSD, una semblanza del nuevo dirigente, mostrando su lado más comprometido con la supuesta causa -“el partido”-.

A otro con ese cuento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s