Top 5: Bateristas favoritos

Ok. Ya sé qué hacer. Como no puedo escribir con la fluidez con la que lo hacía antes -léase, “mi creatividad está en crisis”- he decidido hacer listas de discos favoritos; libros; compositores, y demás cosas que pueda rankear. Así que comenzaré con mis 5 bateristas preferidos de todos los tiempos.
Aquí vamos…

Baterista de Metallica. Aunque sea un tanto extraño -como en el caso de Napster, y todo lo que gira alrededor de ello-, y pesada su forma de ser (trataba muy mal a Jason Newsteed, bajista de Metallica, junto con el vocalista/guitarrista James Hetfield), me parece que es uno de los mejores bateristas que hay. Su timing es excelente, y la habilidad, puff!… Buenísma.

Podría estar en el 3, pero aún no da todo de sí, por lo que se queda, por el momento, en el 4. Baterista de Blink-182; su creatividad es extraordinaria; puede tocar cualquier estilo. Basta con ver algunas de sus improvisaciones para entender lo que digo.

¿Qué puedo decir? Baterista de The Jimi Hendrix Experience. Sus presentaciones eran exhaustivas; y la destreza con la que tocaba dejaba fuera a cualquier otro de su tiempo. Del tipo de baterista que entrega todo en una presentación.

No está en el lugar número 1, porque de verdad hubo alguien más grande que él -su influencia principal-, John Bonham. Pero con éste EXCEPCIONAL baterista/guitarrista/vocalista/compositor/y demás “-istas”, fue con quién aprendí a tocar batería. El hecho de ser self-taugh, le permite tener un estilo único. Lo más admirable en él es su timing. Es impresionante cómo puede tocar y mantener un ritmo más o menos melódico en la batería, cuando al mismo tiempo imprime fuerza e improvisa remates totalmente inesperados que llaman la atención de cualquiera. Sus composiciones están dotadas de esa extraña energía que revitalizan cualquier canción, imprimiéndole un dinamismo monstruoso que deviene en genialidad.
Por último… turrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrruuuuuuu (¡redobles, por favor!)
……….
…….
….
..
.
¡TARÁN!

El más grande habido y por haber en la faz de la tierra. La manera de tocar el instrumento por éste grande de la batería, hace quedar mal a todos esos metaleros amantes del doble bombo -doble pedal-. Éste hombre, con un sólo bombo, hacía rebotar una y otra vez en los oídos de quien escuchaba, los pasajes más hermosos creados por un bass drum. Podía crear ritmos, remates, y pasajes tan extraordinarios, que difícilmente se podría creer que eran ejecutados por un humano.
Ése mismo dinamismo del que hablaba en Dave Grohl, con Bonham se convierte en una constante. La capacidad de reinventarse una y otra vez al mismo tiempo que recreaba lo creado, es algo incapaz de realizar el humano común. Podemos elegir la canción que queramos, y daremos fe de su archirequeterecontraconocidísima habilidad para tocar. Nadie podrá superarlo; es un destello de genialidad que no se ve muy a menudo por éste lado del universo.
Puedo ser injusto con los que dejé fuera. Pero éstos son mis favoritos.
Espero les agrade.
Saludos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s