Apelando a la razón: Por el voto nulo

El debate en torno al voto nulo, ha desatado muchas críticas; aquellas que van desde acusar a quienes defendemos dicha opción, de simplistas, hasta aquellos que acusan de idealistas, utópicos e ilusos, por lo “inútil” de la propuesta.

Sin embargo, no puedo encontrar mayor apego a la realidad, que esta acción. Podrán decir que el voto nulo les va y les viene a quienes se sostienen por ése medio -el del voto-; inclusive, se argumentará que el voto nulo no sirve para nada, y que igual las cosas seguirán como están, con o sin esa acción.

Mas, aquellos que acusan de irrealistas e idealistas a quienes sostienen esa opción, pecan de eso mismo que acusan: de fantasiosos, puesto que, aunque no tendrá un efecto inmediato, y relativamente concreto sobre los resultados de la elección, sí lo tendrá en efectos sociales, políticos, y culturales -creo que tendrá un impacto en nuestra cultura, como consecuencia-.

Votar nulo implica dos cosas: 1) Refrendar la inconformidad del ciudadano, hacia ese ente que se hace cada día más ajeno, que es el partido político, y sus potentados; y 2) Como consecuencia de lo anterior, está asumiendo consigo mismo esa fe; es decir, en tanto que expresa su falta de confianza hacia los partidos políticos, es que encuentra en sí mismo esa confianza para enfrentarse a ellos, y decidir tomar las cosas en sus propias manos. Es decir, el ciudadano cree en sí mismo.

Y es así donde radica el realismo del voto nulo. Es inconcebible pensar que, tarde o temprano, esa tensión entre la actitud falsa, equívoca, hipócrita, y hasta, a veces, mezquina de los partidos frente a los ciudadanos; y la ausencia de representatividad de los intereses meramente ciudadanos -aunque diversos-, resultado de esa actitud antes mencionada, que desemboca en un cansancio, y falta de credibilidad, no se hubiese dado nunca. Es decir, es un proceso normal, y hasta lógico, el que se desarrolla hoy en día -nada más real que esto-; esa falta de credibilidad hacia el partido político tenía que darse tarde o temprano por los excesos y vicios que ellos mismos han ejecutado al interior, y exterior, del mismo.

Entonces, no entiendo en dónde radica el idealismo, y, por lo tanto, la falta de realismo del voto nulo. Es decir, me parece todavía más idealista querer creer que votar por uno u otro -sea cual sea la razón-, será menos dañino y perjudicial, que si anulamos de tajo las diversas opciones que nos presentan, y las condenamos por igual a todas. No creo que votando por uno u otro cambien las cosas; al contrario, todo seguirá igual, y ellos encontrarán conformismo por parte de nosotros.

Probablemente, el voto nulo no les dirá nada de manera inmediata -y directa-; sin embargo, en una proyección a futuro, creo que tendrá graves repercusiones contra ellos; la falta de apoyo ciudadano se verá reflejado tarde o temprano, y la sociedad cobrará el costo de esa actitud -les pasaremos la factura-. Es lo más lógico y normal. Así se ha desarrollado la sociedad por muchos años; siempre llega un momento, en el cual ya no se puede sostener más un algo, y tiene que ser modificado por aquellos que no se sienten satisfechos con ese algo ¿Cómo? Expresando, y haciendo tangible la inconformidad por el medio que sea posible.

Acusar al voto nulo de idealista, es negar la realidad que se vive hoy. No veo otra alternativa para cambiar esta situación sino en el voto nulo. Se trata de un actuar congruente, apelando a la razón, y a las convicciones. Si nos oponemos a aquellos que nos ha pateado, y seguirán pateando, no tenemos de otra que refrendarlo expresando nuestra inconformidad frente a ello. En otras palabras, votar por uno u otro, será como golpear nuestra razón, y fomentar su soberbia, cinismo, y sin-razón. Eso es lo que esperan, cansarnos, y desesperarnos, orillándonos a la desilusión, y al conformismo. Respondamos con lo opuesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s